hablemos-de-genes-cabecera-1000

Las pruebas genéticas de riesgo de sobrepeso parecen tener efectos psicológicos positivos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.00 (1 Vote)
overweight-fto

Las pruebas genéticas de obesidad no hacen desistir de perder de peso a la gente y pueden ayudar a reducir el sentimiento de culpa según un nuevo estudio realizado por investigadores del Centro de Investigación de Conductas Saludables de la Escuela Universitaria de Londres.

 
previos han demostrado que los genes contribuyen en el riesgo de sobrepeso de las personas. El gen FTO es el que tiene una mayor influencia demostrada hasta ahora.
 
El FTO tiene dos variantes, una asociada con un mayor riesgo de aumento de peso (A) y una asociada con un riesgo menor (T). Una de cada dos personas lleva al menos una copia de la variante A. Las personas que heredan dos variantes A (una de cada progenitor) son 70% más propensas a ser obesas que las que tienen dos variantes T. Incluso aquellas que heredan una sola A tiene un peso mayor que aquellas con dos variantes T.
Los investigadores utilizan hoy en día la prueba genética del FTO, no disponible aún comercialmente. Sin embargo, hasta ahora no se sabía cómo reaccionaría la gente al recibir sus resultados.
 
Algunos médicos pensaban que les motivaría a controlar su peso. Otros pensaban que la idea de que "los genes determinan el destino" podría significar que la gente sentiría que no había nada que pudieran hacer por su peso. Si la gente respondiera con fatalismo, podría ser perjudicial porque la dieta y el ejercicio siguen siendo muy importantes para la salud y el control del peso, tal vez incluso más si una persona está "luchando contra su biología".
 
La profesora Jane Wardle y Susanne Meisel decidieron hacer la prueba del FTO en un pequeño número de voluntarios (18) y entrevistarlos acerca de su experiencia. La muestra de voluntarios incluyó a hombres y mujeres, que abarcaban el rango de peso desde peso inferior al normal hasta obesos.
 
Encontraron que los voluntarios estaban muy entusiasmados sobre la recepción de sus resultados. Los que luchaban por reducir su peso dijeron que el resultado de la prueba genética fue útil, ya que les quitaba algo del estrés emocional relacionado con el control del peso y aliviaba algo del estigma y el sentimiento de culpa.
 
Nadie dijo haber tenido una reacción negativa al resultado genético, o que les hiciera sentir que no había nada que pudieran hacer sobre su peso.
 
Susanne Meisel, quien dirigió el estudio, dijo: "Estos resultados son alentadores. Independientemente del estado del gen o del peso, todos los voluntarios entendieron que tanto los genes como el comportamiento son importantes para el control de peso. Los resultados indican que es poco probable que la gente crea que los genes son el destino y que dejen de participar en un programa de control de peso una vez que conocen los resultados del FTO. A pesar de que sabían que el efecto del FTO es pequeño, lo encontraron motivador e informativo. Ahora estamos haciendo un estudio más amplio para confirmar si más personas reaccionarían de la misma manera."
 
La Dra. Laura McGowan, directora ejecutiva de la organización de beneficencia Weight Concern (Preocupación por el peso) agregó: " Las causas de la obesidad son múltiples y complejas, y esta investigación es alentadora para aquellos que luchan con su peso. Aunque sabemos que la genética juega un papel en el peso, las personas pueden aprender estrategias para hacer frente a este riesgo incrementado de aumentar de peso, así que descubrir que llevan la versión de alto riesgo del gen no debe significar que renuncien a su suerte."
 
El estudio fue financiado por el Cancer Research UK y publicado en el Journal of Genetic Counseling.
 

Deja tus comentarios

Post comment as a guest

0

Gente en la conversación

JoomShaper